Si cambiamos la forma de vestir de las presentadoras del clima podemos cambiar el mundo

Desde que tengo memoria he sido del 47.98% (estadística inventada) de personas que prefiere pasar horas viendo series gringas más que ver programación local. Pasando desde Lizzie Mcguire hasta Modern family, mi vida ha girado en torno a series gringas de comedia hiper cursi desde niña, como la gran mayoría de las generaciones que nacimos en los 90s, quienes vivimos la transición de la tv local a tv de paga y ahora terminando con Netflix como nuestro mejor amigo.

Pero algo que es sumamente cierto es que sin importar el tipo de televisión que hemos consumido a lo largo de nuestras vidas, todos crecimos estando familiarizados con personajes clásicos de la television mexicana, como lo son Chabelo, Belinda, López Dóriga ¿y por qué no?; las presentadoras del clima del noticiero mañanero de tu preferencia. Todos ellos forman parte de la cultura popular mexicana, sin excepción.

Las presentadoras del clima; mujeres de veintitantos con caras de porcelana, cuerpo de Barbie y vestidos diminutos que día a día llegan a nuestras pantallas con el informe del clima y   la dosis de machismo necesaria para comenzar el día. Ellas: el programa televisivo más rentable de la televisión regia.

30-clima

Yanet García de Multimedios Televisión.

Debo aceptar que al principio tenia miedo de escribir este artículo debido a que al ser un tema tan real y presente en nuestra ciudad se puede llegar a percibir de manera errónea, pero aun así creo que vale la pena compartirlo, así que aquí va mi teoría que puede sonar un poco absurda pero la he formulado con un poco de sentido común, polvos mágicos y moda.

“Si cambiamos la forma de vestir de las presentadoras del clima podemos cambiar el mundo”.

O tal vez solo mejorar aspectos del machismo nacional en cuanto a la cosificación de la mujer en la televisión. Cualquiera de las dos me parece increíble.

Suena irreal llegar a pensar que este tipo de mejoras idóneas en la sociedad estén en las manos de las estilistas de los noticieros locales, pero para mi llega a tener mucho sentido.

La moda es comunicación inmediata y una herramienta de alta difusión, probablemente si estas mujeres en lugar de ser vestidas en atuendos pensados para agradar al espectador masculino, fueran vestidas en atuendos aparentemente imparciales que no afectaran ni distrajeran la atención del clima, pero que poco a poco, con premeditación, fueran implantando en nuestras mentes la imagen de una mujer intelectual y real, no una mujer objeto, probablemente así el mensaje de los noticieros a los televidentes cambiaría radicalmente.

La moda es nuestra segunda piel y el mensaje que damos al mundo, por ende, estos valores presentes en la ropa poco a poco se irían transfiriendo de sus portadoras a la audiencia, es un efecto inevitable y masivo que ha existido desde hace décadas, el problema aquí es: ¿Hemos estado transmitiendo el mensaje correcto?

Me preocupa pensar firmemente que no. La televisión local se ve inundada con imágenes de mujeres con físicos irreales y atuendos agradables a la vista de la audiencia más importante: los hombres, quienes en muchas ocasiones incluso aceptan haber silenciado la t.v cuando salen estas damas, porque ¿para qué arruinar el momento con su voz?.

Douglas-Martin-y-Yanet-Garcia

Es televisión producida por hombres y para hombres, a sus jefes les piden experiencia y conocimientos de meteorología y a ellas: una dieta sana y “ser agradables a la vista”. Si la única forma en que puedes salir en la t.v es vestida de cierta manera, siendo sensual para cierto publico, yo creo que de entrada ya estamos mal.

Para nuestra fortuna o desgracia, la televisión es uno de los mensajeros que contribuyen a que se normalicen conductas que están mal, lamentablemente a través de este tipo de programación  las mujeres han pasado a convertirse en una mercancía dedicada al disfrute.

El daño causado por la cosificación de la mujer en la cultura popular no es solamente teórico. Más de diez años de estudios muestran los efectos nocivos para las niñas y mujeres de crecer y vivir en una sociedad cosificadora.

En una entrevista realizada por el diario el país a Gabriela Lozoya, presentadora del clima en Monterrey menciona: “Es importante tener un buen físico. Yo me pongo en la piel de un espectador y si veo a alguien feo, ¡pues le cambio! Hay hombres que me ponen en silencio y no más me están viendo”.

Es preocupante pensar que este es el tipo de mensajes que las nuevas generaciones están recibiendo, pensar que muchas niñas crecen con la idea de que ser mujer es solo eso; usar un vestido ajustado y presentarse para el deleite de la sociedad, así reforzando las conductas machistas que tanto tiempo nos han costado disminuir.

Captura de pantalla 2016-05-18 a las 12.04.17

Este es el tipo de resultados que aparecen en Google si buscas “Presentadoras del clima”. 🙁 

Por ello esta teoría cobró mucha coherencia en mi cabeza, yo creo que cambiando ciertas conductas machistas en la televisión local (que es la que tiene mayor alcance) se puede transmitir un mensaje mucho más sano, bello y real a los miles de espectadores de estos programas.

Espero un día a alguien le cobre sentido esto y sea puesto en práctica a nivel nacional, (soñar no cuesta nada) se muy bien que el sexo vende, pero esta vendiendo a costa de una problemática social que nos esta costando vidas. La violencia de genero no es un juego.

Marta Lamas, una de las figuras más importantes del feminismo en México menciona:

“El machismo en México forma parte de la identidad nacional, viene desde la revolución y persiste hasta en las rancheras. La televisión sólo es un reflejo de la realidad de nuestro país”

Y la moda una herramienta de cambio social, usémosla para lograr cosas bellas.

¡Gracias por leerme!

Kass.

One thought on “Si cambiamos la forma de vestir de las presentadoras del clima podemos cambiar el mundo

Tu opinión es importante, deja un comentario :)